*

Según estudio, el uso de SMS no afecta la ortografía

La mala escritura está relacionada a otros factores.

Relacionados

La tecnología ha modificado los hábitos de las personas y uno de ellos es el aprendizaje y la escritura. La rapidez de un mensaje de texto o las abreviaturas en un Whatsapp ha modificado completamente la forma que las generaciones más jóvenes se comunican.

Sin embargo, un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS), determinó que estos avances no empeoran la ortografía de los adolescentes. “Al contrario de los temores que se expresan a menudo, los buenos estudiantes son quienes utilizan muchos ‘textismos’, en ruptura con el código tradicional, mientras que los menos buenos no utilizan tanto”, resume el estudio.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores de las universidades de Poitiers y de Tours analizaron 4.524 mensajes de texto de 19 jóvenes franceses de 12 años que no utilizaban con frecuencia los teléfonos.

Por más de un año, los científicos fueron desclasificando los SMS que enviaban los jóvenes en función de su densidad, es decir, de las palabras adaptadas a la escritura breve de un mensaje de texto, diferenciando entre los que se asemejan a las palabras de origen y los que no.

El estudio muestra que la práctica de enviar mensajes de texto no tiene influencia en la ortografía de los estudiantes, sino que es el tipo de nivel en ortografía el que determina el tipo de fallas presentes en los mensajes.

Tras un año de investigación, se determinó que no existe ningún vínculo entre el nivel en ortografía tradicional y los SMS enviados, salvo el hecho de quienes más adaptan su escritura al lenguaje de móvil son los jóvenes que mejor nivel tienen en ortografía tradicional.

Comenta esta nota