*

A disgusto, pero se queda: Messi confirma que no se va del Barcelona

"Le dije al presidente que me quería ir, pero él no cumplió su palabra", contó.

Relacionados

Se acabó la teleserie. El astro argentino, Lionel Messi, comfirmó que no se mueve del Camp Nou y seguirá ligado al Barcelona, club al que ha defendido por 20 años y que estuvo a punto de abandonar generando un remezón en el fútbol mundial.

Fue en una entrevista que concedió a Goal.com, donde desde su domicilio aseveró que "yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida. Me quedo en Barcelona".

"El Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio”, agregó el crack argentino en un encuentro donde aclara los convulsinados 10 días que se registraron tras el envío del burofax, que existió y donde expresaba su deseo de partir.

"Todo el año le dije al presidente que me podía ir"

Tras romper su silencio y dar calma al barcelonismo, Messi confesó que “le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona".




Incluso, sobre el mismo tema aseveró que "fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”.

“Cuando le dije a mi familia, todos se pusieron a llorar”

Siguiendo con su relato, Messi expuso que “cuando le comuniqué esto a mi mujer y mis hijos fue un drama bárbaro. Toda la familia llorando, mis hijos no querían irse de Barcelona, ni querían cambiar de colegio".

Ante la situación, agregó que "miré más allá y dije: quiero competir al máximo nivel, ganar títulos, competir la Champions. La puedes ganar o perder, porque es muy dificil, pero hay que competir. Por lo menos competirla y que no nos pase lo de Roma, lo de Liverpool, lo de Lisboa. Todo eso hizo me llevó a pensar esa decisión que no llevé a cabo".

Eso sí dejó en claro que "ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida”.

“Hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada"

Sobre el momento del club, Messi dio su mirada crítica y expuso que "hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas".

“Claro que me costó mucho decidir. No viene del resultado del Bayern, viene de muchas cosas. Siempre dije que quería acabar aquí y siempre dije que me quería quedar aquí.  Como dije antes siempre pensé el bienestar de mi familia y del club”, recalcó.

Sobre el comentado burofax, Messi sostuvo que "si yo no mando el burofax es como que ni pasa nada, que me queda el año opcional que tenía y seguía el año. Lo que ellos dicen es que no lo dije antes del 10 de junio, pero repito, estábamos en mitad de todas las competiciones y no era el momento". 

Su mensaje al Barcelona

Al cierre de sus dichso, el "10" catalán envió un mensaje al club y sus hinchas, al expresar que "voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada. Voy a dar el máximo”.

Comenta esta nota