*

Por el delito de amenazas: Claudio Fariña fue formalizado tras denuncia de su expareja, Carla Zunino

Quedó con prohibición de acercarse a la víctima

Los periodistas Claudio Fariña y Carla Zunino se conocieron como compañeros del Departamento de Prensa de TVN en el año 2009 y según confesó él unos años después de casarse, lo hicieron tras mantener una relación oculta, ya que él ya estaba casado.

“Ella fue mi amante”, contó en su momento. “Todo el medio la juzgó mucho, pero ella se la jugó por este amor y eso es valiente”, agregó.

Pero luego de siete años de matrimonio y un hijo en común, la pareja se separó en 2018.

”Carla, te voy a cagar”

Sin embargo, la separación no terminó bien. El periodista, desvinculado de TVN, fue formalizado en noviembre pasado por el delito de amenazas a su expareja y se determinó como medida cautelar que no se pudiese acercar a la víctima.

Según consta en el proceso, al que tuvo acceso exclusivo Publimetro, los hechos relatados por Zunino se refieren a mensajes que recibió por parte de su ex pareja. En la audiencia que se llevó a cabo en el 4º Juzgado de Garantía de Santiago el pasado 19 de noviembre se relató el siguiente episodio:

“El 9 de mayo de 2019 en horas de la tarde, la víctima Carla Zunino domiciliada en xxxx, recibió un mensaje por WhatsApp de su cónyuge, del que se encuentra separada de hecho, Don Claudio Fariña quien se niega a aceptar el término de la relación y mantiene un consumo problemático de alcohol, quien amenazó de forma seria y verosímil a la víctima manifestando textualmente “si me dices quién mierda va a compartir con Facu, si un ´weon´con antecedentes de violencia o robo o cualquier webada, Carla te voy a cagar, yo no tengo nada que perder”.

En la audiencia, se reveló además que Fariña “amenazó con exhibir videos íntimos entre ella (Zunino) y su nueva pareja, diciendo que es una adúltera”, para la panelista de Buenos días a todos, según se mencionó en el mismo lugar “esta amenaza que se da en un contexto de violencia reiterada por parte del imputado y que da fundamentos a la víctima de que cumplirá con lo amenazado”.

Salida alternativa

Ese mismo día, ambas partes acordaron una salida alternativa. Esto consiste en la suspensión condicional del procedimiento, que se traduce en que en el período de un año, Fariña tiene prohibición absoluta de acercarse a su ex mujer y de tener cualquier forma de comunicación con ella. Solo pueden comunicarse sí es en relación al hijo que tienen en común

Así, el proceso culminaría después de un año, siempre y cuando, se cumplan las condiciones impuestas por el tribunal. Además, como se trata de una condición de la ley de violencia intrafamiliar, es de suma relevancia sujetarse a su cumplimiento, porque de lo contrario, da pie a que se pueda realizar el delito de desacato.

 

Comenta esta nota