*

Repatriarción de chilena fallecida en Cancún se hará de manera particular

La familia de María Inés Contreras ya no quiere la ayuda del gobierno

Durante la jornada de este domingo se confirmó el fallecimiento de María Inés Contreras, de 68 años, la mujer chilena que había sufrido la amputación de una de sus piernas producto de una infección en medio de sus vacaciones en la ciudad mexicana de Cancún.

Luego de días de angustia y peticiones de ayuda por parte de sus hijos, se produjo su muerte debido a una falla multisistémica.

Manuel Valderrama, hijo de de María Inés, aseguró que "para mi madre venir a México era un sueño, ella decía que era el viaje de su vida y terminó siendo el viaje de su muerte". 

Además, señaló que "el cónsul (Fernado Berguño) me acaba de llamar diciendo que está en contacto con las autoridades en Chile y que nos quieren ayudar en la repatriación. La respuesta que yo le di es que, honestamente, después de 21 días de abandono que tuvimos por parte de las autoridades donde él no se presentó, que le quedara claro en su conciencia que él es tan responsable por las autoridades de nuestro país que no nos prestaron ayuda cuando la requerimos".

A su vez, destacó que "en estos minutos la ayuda de ellos no nos interesa" y asimismo, la familia indicó que la repatriación se hará de manera particular y se prevé que tenga lugar este jueves.

 

Comenta esta nota