*

Estadounidense celebró su divorcio prendiéndole fuego a su vestido de novia

Hizo una fogata en la entrada de su casa ante el asombro de sus vecinos

El amor es la cosa más triste del mundo cuando se acaba. Así lo comprobó una mujer estadounidense que celebró su divorcio con prendiéndole fuego a su vestido de novia en la entrada de su casa, transformando su traje de nupcias en una verdadera fogata que aterró a sus vecinos.

El pasado 31 de enero Brianna Barksdale finalmente terminó con los trámites legales, para dejar atrás a un marido violento e infiel. Por lo tanto, vendió todas las cosas que acumularon durante sus años dorados como pareja, pero le faltaba la guinda del postre: su vestido de novia.

Para celebrar con todo la separación, la estadounidense reunió a sus amigos más cercanos, tomó el atuendo que usó el día que dio el sí y lo colgó en un atril en la entrada de su casa, para luego prenderle fuego. El eufórico show de Brianna aterró a sus vecinos, quienes no terminaron de comprender el particular festejo de esta mujer.

Comenta esta nota